¿De vuelta a la normalidad? Consejos para retomar el ejercicio físico tras el confinamiento

       

Una situación que nos ha mantenido durante más de seis semanas en casa confinados y que tras llegar a la fase 0 ya podemos retomar el ejercicio físico.

¿De vuelta a la normalidad? Consejos para retomar el ejercicio físico tras el confinamiento

Hemos cumplido varias semanas desde que el 14 de marzo se estableciera el estado de alarma en nuestro país. Una situación que nos ha mantenido durante más de seis semanas en casa confinados y que tras llegar a la fase 0 ya podemos retomar el ejercicio físico.

A priori son muy buenas noticas, pero ¿estamos preparados? Psicológicamente estamos necesitados y muy motivados para arrancar con la mejor de nuestras intenciones, aunque físicamente muchos han abandonado la práctica deportiva de forma regular y ello requiere un plan que te recomendamos:

  1. Poco es más y mucho demasiado. De no hacer nada a realizar algo de actividad física como caminar, carrera a pie o ciclismo, ya es un paso importante en el inicio de toda puesta en marcha. Calma y disfruta con retos personales que veas asequibles.

  2. Empieza la pretemporada. Debemos tomarnos este periodo de tiempo a modo de puesta a punto. Para ello, cuida tu hidratación, alimentación igual que tu musculatura (con el calentamiento y estiramientos) para evitar lesionarnos o enfermar por descuidos.

  3. Tómate tu tiempo. No pretendas volver a tu estado de forma anterior en 3 días ni en 3 semanas. El organismo requiere adaptarse poco a poco y el tiempo junto la constancia es el único secreto, teniendo el descanso como gran aliado.

  4. ¿Por qué no? Puede ser un buen momento para iniciarte en otras actividades deportivas, repensar metas particulares y ver nuevas oportunidades. Al menos mientras duren las distintas fases de desescalada que nos priven de rutinas anteriores o actividades no permitidas.

  5. Seguridad, ante todo. Respeta las franjas horarias, el distanciamiento social y las medidas de higiene a la hora de practicar cualquier actividad física. La mejor medicina es la prevención.

Todas las instituciones de salud instan a la práctica de ejercicio físico de manera regular y ahora no lo es menos. Tal vez incluso con más razón científica, ya que mantienen el sistema inmune activo y más preparado para afrontar complicaciones del proceso vírico al que nos podemos ver sometidos. (https://www.acsm.org/home/featured-blogs---homepage/acsm-blog/2020/04/16/ejercicio-inmunidad-y-la-pandemia-del-covid-19)

Además, nuestro gasto energético ha aumentado con el ejercicio físico y ello te permite tomarte alguna libertad de más con la alimentación, sin descuidar una nutrición adecuada. Pues no hay que olvidar que el movimiento es vida, y que hay que dar vida a los años y no solo años a la vida.

Dr. Javier Villar Aura
Doctor en Ciencias de la Actividad Física y Deporte
Master en Nutrición Deportiva

Publicado el 16/5/2020

       

RSS 2.0 (mi Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios